Desde la época de la colonia hasta el período republicano, el contrabando de oro ha existido en mínima o en gran proporción, pese a ello, esa riqueza dejaba algunos réditos que beneficiaban a la región aurífera de La Paz. Los arrieros de Tipuani utilizaban senderos que hoy son considerados, "los caminos del oro", caminando durante cuatro días hasta Sorata.

 

También se utilizaron senderos muy peligrosos por la ruta Tipuani - Huayti - Peñas - La Paz, cuyos contrabandistas eludían los controles del Banco Minero, establecidos en Guanay, Conzata y Sorata. Estos mochileros, con una buena carga sobre las espaldas, ingresaban en los desfiladeros de la parte posterior del lllampu, para subir al altiplano de Peñas, después de una prolongada y penosa caminata llegaban a La Paz.

Larecaja de hoy, está pobre y totalmente saqueada. No se pagaron regalías a la provincia y los gobiernos de turno, se olvidaron de su desarrollo para alcanzar el progreso departamental. Por ello, se concluye que todos buscaron sólo el provecho personal en perjuicio de la colectividad.

 

Se mantiene aquel espíritu de las autoridades y parlamentarios paceños, apáticos y conformistas sin importarles el progreso del Departamento de La Paz. Lo dejaron sin caminos ni proyectos industriales, en medio de la frustración, desorientación, falta de ideas y, lo peor, sin un conocimiento claro de la geografía paceña, con resultados negativos y sin un futuro cierto para sus provincias. Nos mantenemos con un sabor amargo en la boca y un futuro incierto para La Paz.

LOS ARRIEROS Y TIPUANI